martes, 9 de abril de 2013

En el espiral - Taller mujer creadora basado en El camino del artista




"Serás partera y testigo de tu propio nacimiento creativo"

Muchas quieren ser artistas o sienten que ya lo son pero no encuentran la manera de expresarlo.

Otras tienen grandes sueños pero se sienten bloqueadas por miedos, creencias erróneas, inhibiciones.

Algunas se han autosaboteado y experimentan un gran resentimiento hacia sí mismas pensando en lo que "podrían haber sido".


El objetivo de este taller es liberar a la artista que llevamos dentro.
Sin importar la edad ni la profesión, este taller está dirigido a escritoras, pintoras, músicas, cineastas, bailarinas, empresarias, amas de casa, periodistas, fotógrafas, arquitectas, contadores, abogadas, psicólogas, etc.

Esta es una invitación abierta a todas aquellas que se consideran artistas o sueñan con serlo.


Partimos de la base de que:


-El arte es un acto del alma, no del intelecto
-La expresión creativa es un elemento natural de la vida
-La creatividad está vinculada al crecimiento personal
-La capacidad creativa es algo que puede aprenderse
-La creatividad requiere fe y la fe requiere que renunciemos al control
-El proceso creativo es un proceso de entrega y no de control
-Las ideas brillantes son precedidas por un período de gestación que puede confundirse con una estación de sequía. Ese período requiere persitencia y paciencia, es un proceso interior sombrío y necesario.


El arte es un acto del alma, no del intelecto. Cuando tratamos con los sueños y las visiones de las personas nos hallamos en el terreno de lo sagrado. Estamos involucrados con fuerzas y energías más poderosas que las nuestras. Invocamos a la Gran Diosa Creadora cuando invocamos a nuestra propia creatividad, y esa fuerza creativa tiene el poder de cambiar nuestra vida, colmar nuestros destinos y responder a nuestros sueños.




Para vivir una vida creativa, debemos aprender a perder el miedo de introducirnos en el espiral creativo. Debemos perder el miedo a equivocarnos y aprender a confiar: no bien saltemos, aparecerá la red que nos contenga. A menudo un bloqueo creativo se manifiesta como adicción a la fantasía. En vez de vivir en el aquí y ahora, nuestra mente desvanea en sueños diurnos, se pierde en los “podría ser”, “habría sido”, “debería haber sido”.


Uno de los grandes malentendidos acerca de la vida artística es que requiere grandes impulsos de desvarío. La verdad es que una vida creativa implica grandes dosis de atención. La atención es un modo de conectarse y sobrevivir.
El premio de la atención es siempre la curación. La primera prioridad de nuestras vidas debe ser nuestra propia curación.

A medida que se utilicen las herramientas que se brindan en el curso y que se cumpla con las tareas semanales, surgirán muchos cambios. Uno de los cambios más importantes será la sicronicidad: uno cambia y el universo se asocia y engrandece ese cambio. Los milagros empiezan a ocurrir.

La transformación que se opera en la vida de aquellos que se vuelven a conectar con sus energías creativas es muy poderosa.
Al ser creativos, la vida se vuelve nuestra obra de arte.

A través de diferentes ejercicios y técnicas se atravesarán las siguientes etapas:

- Revisar nuestras creencias negativas para revertirlas.
- Recuperar nuestra propia identidad.
- Reconectarnos con la intuición y la inspiración.
- Recuperar la Seguridad de uno mismo
- Pasar de la mente a la acción y recuperar la fuerza
- Recuperar la autonomía artística
- Recuperar la fe





Técnicas: Trabajos escritos individuales y grupales basados en el libro "The Artist´s Way" de Julia Cameron, dibujo, costura, meditación.




Día y horario: viernes de 17 a 19 hs.
Frecuencia: una vez por semana, dos horas cada vez
Modalidad: presencial
Zona: Parque Batlle
Costo: $1500 por mes más $500 de matrícula
Comienzo del taller: viernes 10 Mayo 2013

Recomiendo traer un cuaderno que se utilizará como bitácora o diario de viaje.

Para inscripción previa y más información comunicarse de lunes a viernes de 13 a 19 hs. al: 2522 48 76 o 098835138

Email: tallerladiosa@gmail.com



Ilustraciones: Raquel Aparicio

martes, 14 de febrero de 2012

¿Cómo sentirse miserable como artista?




¿Cómo sentirse miserable como artista?*



1. Constantemente comparáte con otros artistas.

2. Hablá con tu familia sobre lo que hacés y esperá que ellos te animen.

3. Basá el éxito de toda tu carrera en un proyecto.

4. Ceñíte a lo que sabes.

5. Subestimá tu habilidad.

6. Dejá que el dinero dicte lo que haces.

7. Sometete a las presiones sociales.

8. Solo hacé obra que a tu familia le agrade.

9. Hacé todo lo que el cliente/ propietario de la galería/ patrón/ inversor te pida.

10.Fijate metas inalcanzables/ abrumadoras que deban llevarse a cabo mañana.




Encontré de la misma autora de esta lista, Keri Smith, un kit de supervivencia entre lo que aparecieron estas cartas para imprimir y sacar cuando quedás desnorteado en el quehacer creativo.




* Gracias Paula Einöder por publicar esta lista en su grupo de facebook mujeres poetas y locura.

viernes, 9 de abril de 2010

VOLVER AL HOGAR



"¿Qué es el ansia de hogar? Es el instinto de volver, de ir al lugar recordado. Es la capacidad de encontrar tanto de día como de noche el propio hogar. Todas sabemos cómo regresar a casa. Por mucho tiempo que haya transcurrido, sabemos encontrar el camino. Caminamos de noche cruzando tierras extrañas y tribus desconocidas sin ningún mapa, preguntando a los viejos personajes que encontramos por el camino: '¿Por dónde se va?' " La respuesta exacta a la pregunta '¿Dónde está el hogar?' es más complicada, pero se trata en cierto modo de un lugar interior, de un lugar del tiempo más que del espacio, en el que una mujer se siente entera. El hogar está allí donde un pensamiento o un sentimiento se puede conservar sin que se interrumpa o nos sea arrebatado porque otra cosa exige nuestro tiempo y nuestra atención. A lo largo de los siglos las mujeres han encontrado miles de maneras de tenerlo y crearlo, aunque sus deberes y sus tareas fueran interminables"
"Es justo que las mujeres se esfuercen por salir, se liberen, tomen, hagan, conspiren y afirmen su derecho a regresar a casa. El hogar es un estado de ánimo continuado o una sensación que nos permite experimentar sentimientos no necesariamente manifestados en el mundo exterior: asombro, visión, paz, liberación de las preocupaciones, de las exigencias, de los constantes parloteos. Todos estos tesoros del hogar se tienen que almacenar en la psique para su posterior utilización en el mundo de arriba.
Aunque hay muchos lugares físicos a los que una puede ir para 'sentir' su regreso a este hogar especial, el lugar físico propiamente dicho no es el hogar; es tan sólo un vehículo que mece el ego para que se duerma mientras recorremos el resto del camino solas. Los vehículos que utilizan las mujeres para regresar a casa son muchos: la música, el arte, el bosque, la espuma del mar, el amanecer, la soledad. Todos ellos nos conducen al nutritivo mundo interior del hogar que posee sus propias ideas, su orden y su sustento.
El hogar es la prísitina vida instintiva que funciona tan suavemente como un eje que se desliza sobre su engrasado cojinete, donde todos los ruidos suenan bien, la luz es agradable y los olores nos tranquilizan en lugar de alarmarnos. La manera en que una pase el tiempo a la vuelta no tiene importancia. Lo esencial es cualquier cosa que revitalice el equilibrio. Eso es el hogar.
Allí no sólo hay tiempo para meditar sino también para aprender y descubrir lo olvidado, lo abandonado y lo enterrado. Allí podemos imaginar el futuro y examinar también los mapas de las cicatrices de la psique, averiguar sus causas y adónde iremos a continuación. "
"Lo más importante que puedo decir acerca del momento más oportuno de este ciclo del regreso al hogar es lo siguiente: cuando es la hora, es la hora. Aunque la mujer no esté preparada, aunque las cosas no estén hechas, aunque hoy tenga que llegar al barco. Cuando es la hora es la hora. La mujer foca regresa al mar, no porque le apetece, no porque hoy es un buen día para ir, no porque su vida está limpia y ordenada; no existe ningún momento limpio y ordenado para nadie. Se va porque es la hora y, por consiguiente, se tiene que ir.
Todas tenemos nuestros métodos preferidos para convencernos de la necesidad de buscar el momento para regresar a casa; sin embargo, cuando recuperamos nuestros ciclos instintivos y salvajes, tenemos la obligación psíquica de ordenar nuestra vida de tal forma que podamos vivirla cada vez más de acuerdo con ellos. Las discusiones a propósito del acierto o el desacierto de la despedida para poder regresar a casa carecen de todo sentido. La simple verdad es que cuando es la hora, es la hora.
Algunas mujeres nunca regresan a casa y siguen viviendo su vida en la zona zombi. Lo más cruel de su estado exánime es que la mujer actúa, camina, habla, se comporta e incluso hace un montón de cosas, pero ya no percibe los efectos de lo que ha fallado. Si los percibiera, su dolor la obligaría a solventar el fallo.
Pero no, la mujer que se encuentra en semejante estado sigue avanzando medio ciego con los brazos extendidos para defenderse de la angustiosa pérdida del hogar. Tal como dicen en las Bahamas: 'Se ha vuelto sparat', es decir, su alma se ha ido sin ella y la ha dejado debilitada, haga lo que haga.
En este estado las mujeres experimentan la extraña sensación de hacer muchas cosas que no producen la menor satisfacción. Hacen lo que creen que deseaban hacer, pero el tesoro que sostenían en sus manos se ha trocado en cierto modo en polvo. Es bueno que una mujer en semejante estado tenga esa percepción. El descontento es la puerta secreta que permite acceder a un cambio significativo y propiciador de vida."
Clarissa Pinkola Estés (Mujeres que corren con los lobos)
video

viernes, 24 de julio de 2009

INCUBADORA DE SUEÑOS


¿Qué pasa en ese otro mundo paralelo al que llamamos sueños?

¿Realmente sabemos dónde se oculta la realidad de nuestra alma?

¿Podemos decodificar las señales que nos traen?

Sólo en sueños se incuban los mayores secretos.

Sólo en sueños se puede hacer un seguimiento de lo que se va a develar.

Sólo en sueños somos nosotros mismos, liberados de las máscaras de todos los días: nuestros grandes deseos, nuestros grandes miedos, nuestra identidad.

Soñar dormido. Se va escribiendo una historia que no debe perderse. Los sueños son tesoros que debemos rescatar del olvido mediante la escritura, visualización, trabajo con símbolos.

Los sueños nos marcan un camino con el que debemos conectarnos.

Los sueños nos permiten distinguir lo que sucede en nosotros y a nuestro alrededor. Nos revelan nuestras necesidades, nuestros deseos escondidos y nuestros temores. Nos ayudan a saber qué está pasando en nuestro subconsciente e inconsciente, luego a conocernos mejor. Las facetas luminosas y oscuras de nuestra psique se manifiestan es toda su magnitud durante el sueño y a veces no nos reconocemos en ellos.

Los sueños nos curan.

Cedamos ante su poderoso mensaje.

Nos juntamos para darle un caldero a esa alquimia interior que se produce cada noche.

Utilizaremos un cuaderno de sueños.
Utilizaremos también las imágenes del tarot que son un puente entre la mente consciente e inconsciente. Por regla general el aspecto inconsciente de cualquier suceso se nos revela en sueños, donde aparece, no como un pensamiento racional, sino como una imagen simbólica y en muchas oportunidades confusa, inconexa o descontextualizada para nuestra mente racional. Esto se debe a un sentido críptico del símbolo, que sugiere de manera velada los contenidos mentales.
Aunque parezcan ser divagaciones de la mente, todo sueño tiene un valor como datos de nuestros contenidos inconscientes. Sabiendo esto podemos inducir sueños reveladores de nuestros contenidos inconscientes y lograr conectarnos con nuestra psiquis, con nuestros guías espirituales o maestro interno mediante la meditación en las cartas del tarot.

Toma nota de los símbolos, los personajes y las emociones que aparecen repetidamente en tus sueños durante estas prácticas. Toma nota en tu "libreta de sueños" especificando el sentido y la importancia que les atribuyes. Solemos olvidar fácilmente los sueños pues es como si ellos tratasen de volver al subconsciente. Por esto, si despiertas en medio de la noche y recuerdas un sueño, trata de anotar algo acerca de él, para poder recordarlo a la mañana siguiente. No olvides que nuestros sueños pueden ser de gran utilidad, aunque no los entendamos en un primer momento. La clave del éxito reside en la constancia, la disciplina y la apertura a la experiencia.

Utilizaremos también las SoulCards o Cartas del Alma.